Inicio

27 de abril de 2012

Uso de la Fototerapia en los Infartos del Miocardio


Un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Colorado, en Denver, publicado en la revista Nature Medicine sugiere que la luz intensa, o incluso la luz natural, pueden reducir los riesgos de sufrir un infarto o sufrir daños a causa de uno de estos eventos. El ritmo circadiano controla varios procesos biológicos y metabólicos en el organismo, como el sueño, la vigilia y el hambre, durante los ciclos de 24 horas. Este reloj biológico se ajusta con factores externos del medio ambiente, de los cuales el más importante es la luz. Quienes regulan el funcionamiento circadiano son principalmente las proteínas del cerebro, pero también están involucradas proteínas de otros órganos, incluido el corazón. El equipo descubrió que una de estas proteínas, llamada Período 2 (Per2), juega un papel esencial cuando ocurre un infarto, y mostró que la luz intensa logró activar la función de la proteína Per2, mejorarando  la conversión a glucosa  minimizando los daños en el corazón. El estudio, subrayan los investigadores, es preliminar y todavía deberán llevarse a cabo investigaciones más amplias para confirmar estos resultados. Los científicos todavía no saben cómo la proteína Per2 mejora la eficiencia de la conversión de glucosa y tampoco se sabe si la luz podrá cambiar el metabolismo de un corazón humano igual que ocurrió con los animales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios Recientes

Formulario solo para Consultas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Frases Saludables