oprimir aqui para ver el certificado oprimir aqui oprimir aqui oprimir aqui para ver los videos oprimir aqui para ver el certificado Instagram
Inicio
oprimir aqui para ver el certificado

miércoles, 19 de septiembre de 2018

La Respuesta Inmune se ajusta a la Replicación y Propagación del Virus


Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Minnesota descubrieron que la respuesta del sistema inmune no solo está ajustada a la cantidad de replicación del virus, sino que también está sintonizada con la propagación del virus. Esta comprensión podría ser la base de mejores terapias de protección para los pacientes en el futuro. Para llegar a esta conclusion, primero tuvieron que crear un virus de influenza que no podría propagarse, es decir solo podría replicarse pero nunca entrar en una nueva célula. Una vez que lograron esto, pudieron ver artificialmente la propagación del virus, con el objetivo de estudiar cómo cambiaron las nuevas infecciones después de que comenzaron las respuestas inmunes. Descubrieron que durante la propagación del virus, la segunda ronda de replicación no infecta seriamente a las células ciliadas, del pulmón lo que significa que el cuerpo hace un buen trabajo protegiendo esas células. Sin embargo, otras células no estaban protegidas en absoluto, como las células alveolares que son las células responsables del intercambio de gases. Por qué y cuáles son los mecanismos que impulsan esto, y lo que esto significa para las enfermedades aún no se conoce. Gracias a esta investigación, ahora  se tienen los pilares para investigar esas preguntas. Este estudio publicado en Actas de la Academia Nacional de Ciencias PNAS.

Las Bacterias y el Estrés Celular causan el Cáncer de Colon


Investigadores de la Universidad Técnica de Munich comprobaron que las bacterias, junto con el estrés en las células, causaban tumores exclusivamente en el colon y sin la participación de la inflamación. Las investigaciones llevaron a cabo el estudio inicialmente usando un modelo de ratón libre de gérmenes en los que el factor de transcripción activado ATF6 regulaba el estrés en la mucosa intestinal y, no se observaron cambios. Pero tan pronto como la microbiota se trasplantó a estos animales libres de gérmenes, se desarrollaron tumores y pudieron demostrar que los microorganismos están involucrados en el desarrollo de cáncer en el colon. El factor de transcripción ATF6 regula el estrés en las células y la intensidad y la duración de su activación aumenta con las enfermedades. La incidencia de ATF6 se encuentra aumentada en pacientes con cáncer de colon. Los Investigadores examinaron los datos de 541 pacientes con cáncer de colon. En aquellos casos en los que el nivel de factor de transcripción ATF6 aumentó significativamente, desencadenando estrés, la tasa de recurrencia después de la cirugía aumentó: Alrededor del 10 % de los pacientes presentaban riesgo de desarrollar cáncer de colon por segunda vez. Lo que ahora quedó claro, es que la inflamación crónica no tiene ningún efecto sobre el desarrollo del cáncer en el colon.

martes, 18 de septiembre de 2018

El Cerebro predice las palabras antes de que se pronuncien


Investigadores del centro vasco de investigación BCBL utilizaron estudios de magnetoencefalografía para detallar qué mecanismos usa el cerebro y qué redes neuronales activa para predecir lo que va a escuchar.  A los voluntarios les mostraron imágenes en una pantalla y luego escucharon la palabra asociada a la fotografía. Antes de la aparición del estímulo auditivo, los investigadores identificaron la actividad cerebral en la corteza auditiva primaria, la región del cerebro responsable del procesamiento de la información auditiva. Los expertos pudieron ver que un segundo después de ver la imagen, las regiones auditivas comenzaron a exhibir actividad cerebral de una manera diferente dependiendo de las propiedades físicas de las palabras que iban a escuchar a continuación. Según los autores, el cerebro predice exactamente cómo será la forma física de la palabra que escuchará, incluso antes de que se pronuncie. En el caso de los fonemas oclusivos, las oscilaciones cerebrales comenzaron a funcionar con mucha más energía aproximadamente un segundo antes de escuchar el estímulo auditivo. En el caso de trastornos lingüísticos como la dislexia, si el cerebro pudiera sincronizarse mejor con las ondas de sonido que oye, el problema fonológico que sufren los disléxicos podría aliviarse, concluyeron los investigadores. Los resultados aparecen publicados en la revista Scientific Reports.

COMENTAN LOS LECTORES

ARCHIVO GENERAL