Inicio

16 de diciembre de 2007

Alteraciones de la Marcha.

Las más frecuentes son la pronación, es cuando un pie se inclina hacia adentro, muy típica en niños, que también pueden presentar las rodillas en forma de "x", y la supinación, que consiste en un pie y tobillo con tendencia a salir hacia afuera, típico de los futbolistas, quienes además suelen tener las piernas en forma de paréntesis. Vale la pena someterse a un estudio biomecánico en caso de que una extremidad se mueva de manera muy diferente con respecto a la otra y por tanto se esté frente a una marcha asimétrica, si existe dolor en pie, rodilla, cadera o espalda, o si se presentan dudas sobre la constitución física cuando, por ejemplo, uno se arregla los bajos de un pantalón y se da cuenta de que una pierna es mucho más larga que la otra. Aunque hay que fijarse en cómo caminan los niños por si necesitaran alguna corrección, tampoco hay que obsesionarse porque si son muy pequeños no tienen todavía la marcha muy definida y no se sabe muy bien de que manera evolucionarán. Lo importante es controlar cosas como su frecuencia de caídas, ya que si caen demasiado es que puede haber un problema en su forma de andar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios Recientes

Formulario solo para Consultas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Frases Saludables