Inicio

4 de julio de 2012

La Legionelosis


Es una infección bacteriana causada por la 'Legionella pneumophila'. Suele presentarse como un cuadro de fiebre, escalofríos y tos, que aparecen entre dos y 14 días después del contagio. Algunos enfermos tienen dolores musculares y de cabeza y también pueden aparecer síntomas gastrointestinales como náuseas o vómitos. La mortalidad del cuadro sin tratamiento adecuado (antibióticos) puede ser elevada. También puede aparecer un cuadro denominado 'Fiebre de Pontiac', que se desarrolla con fiebre, dolor de cabeza y dolores musculares, sin neumonía. Se trata de un cuadro generalmente leve, y que cura incluso sin tratamiento específico. La bacteria se encuentra en el ambiente, generalmente en el agua. En el agua templada es donde mejor crece, especialmente en tanques de agua, tuberías y cañerías del aire acondicionado en edificios de gran tamaño. La transmisión de la enfermedad se hace por vía aérea. Es necesario inhalar el germen que el aire transporta dentro de pequeñas gotitas de agua. El diagnóstico se hace por el aislamiento de la bacteria en el esputo o sangre, o la identificación de una parte de la misma (antígeno) en la orina. El tratamiento se hace con antibióticos tipo quinolonas, o macrólidos, entre otros. La respuesta a los mismos suele ser buena, aunque depende del estado del paciente, siendo peor la evolución en pacientes con defensas bajas o inmunodepresión.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentarios Recientes

Formulario solo para Consultas

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Frases Saludables