miércoles, 26 de septiembre de 2007

Higado Graso

Una dieta rica en papas, pan y arroz blanco podría estar contribuyendo a una "epidemia silenciosa" de males del hígado, según investigadores estadounidenses. Los alimentos con alto contendio glucémico rápidamente digeridos por el organismo pueden fomentar el desarrollo de un "hígado graso" que incremente el riesgo de enfermedades graves, de acuerdo con expertos del Hospital Pediátrico de Boston, EE.UU.
Los resultados de un estudio sobre ese tema aparecen publicados en el último número de la revista especializada Obesity Journal.
La investigación se basó en experimentos con ratones. Los roedores alimentados con productos ricos en almidón desarrollaron el "hígado graso", al contrario de los que consumieron iguales cantidades de otros alimentos.
Después de seis meses siguiendo sus respectivas dietas, los dos grupos de ratones pesaban lo mismo.
Sin embargo, los que ingirieron alto contendio glucémico presentaron el doble de la grasa normal en sus cuerpos, sangre e hígado.
Esto se debe, según los especialistas, a que los carbohidratos procesados son absorbidos con rapidez por lo que generan la liberación de insulina la cual instruye al cuerpo acumular más grasa.
Expertos en obesidad calificaron de "bomba de tiempo" la tendencia a alimentar a los niños con dietas de alto contenido glucémico.
Entre los problemas que el "hígado graso" podría acarrerar figuran diabetes y varias insuficiencias hepáticas mortales.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Últimos Comentarios
Total de Visitas hasta Hoy