lunes, 14 de enero de 2008

La Disfonia Funcional.

Se caracteriza por una calidad anormal de la voz sin que exista una lesión identificable. Las personas con ocupaciones en las que el uso de la voz es fundamental, como los maestros, cantantes etc ,tienen un mayor riesgo de desarrollar una disfonía funcional. Todavía se debaten las causas de los trastornos de la voz. Tampoco hay consenso alguno sobre el mejor método de evaluación de la voz, aunque muchos consideran la evaluación auditiva de la calidad de la voz como la medida del valor de referencia . Como la disfonía funcional es un trastorno de la voz no orgánico, no existen indicaciones para las intervenciones quirúrgicas o médicas, y se trata mediante una terapia conductual . La terapia de la voz consta generalmente de una combinación de técnicas terapéuticas directas e indirectas. Las técnicas directas se centran en los cambios fisiológicos fundamentales necesarios para mejorar la técnica de un individuo al usar el sistema vocal, mientras que las técnicas indirectas se concentran en los aspectos contribuyentes y de mantenimiento del trastorno de la voz .Una combinación de la terapia directa e indirecta de la voz es efectiva para mejorar la funcionalidad vocal en comparación con ninguna intervención. Es posible que los resultados logrados todavía sean evidentes después de un año.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada